Ventas de supermercados están ad portas de los USD$ 7.300 millones

Si bien la desaceleración de la economía ha incidido en la venta de los supermercados, la moderación ha sido más leve que la pérdida de dinamismo de sectores como el de bienes durables donde ya se reportan cifras negativas. Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas, la industria creció 8,3% nominal en el primer semestre y solo 3,9% real, el dato más bajo desde 2011.

Así, el sector vendió $4.196.595 millones, en torno a los US$ 7.282 millones.

“Ha habido algún grado de ajuste en las ventas en supermercados que responde al ciclo de ingresos de los hogares, pero con una intensidad más moderada en relación con otros rubros”, explican en la Cámara de Comercio de Santiago.

Añaden que ello se debe a la relevancia que tienen los productos alimenticios dentro de la oferta, los que, por ser bienes de consumo habitual, presentan un patrón de ventas más estable en el tiempo. “En efecto, el crecimiento de 3,9% real no dista en tanto del 5,2% de 2013 y el 5,6% de los cuatro últimos años”, subrayan.

En la Cámara Nacional de Comercio (CNC) tienen una visión menos optimista. “Esto no es un alza significativa. El sector no está creciendo a las tasas que crecía antes, lo que va en línea con la desaceleración del país”, señala la gerenta de Estudios del gremio, Bernardita Silva. La entidad mide la línea tradicional de supermercados (abarrotes y perecibles), cuya comercialización ha caído 2,1% en el semestre. “Lo que impulsa el 3,9% es todo el resto, por ejemplo, el vestuario y calzado que comercializan”, explica.

En la primera parte del año los meses más débiles fueron marzo y junio. En el primero, las ventas reales bajaron 0,2% a doce meses, mientras que en el segundo crecieron solo 1,6%. En la CCS señalan que el comportamiento de los supermercados en un mes determinado está muy influido por el efecto calendario. “Marzo contó con dos días festivos menos y un viernes menos en relación a marzo del año anterior y en junio ocurrió algo similar, hubo un feriado y un sábado menos. La serie desestacionalizada, que corrige este efecto, muestra que en marzo las ventas aumentaron 2,7% real y en junio, 3,7%”, detallan.

En el caso puntual del último mes del semestre, contribuyó —explican en el reporte del INE— la desaceleración del crecimiento en las ventas del sector y el efecto pago, ya que las compras realizadas con las remuneraciones de junio (se pagó el lunes 30) se trasladaron a julio. “Las líneas de productos electrónicos, para el hogar y tecnológicos (alza de 17,5%), más los productos textiles (18,1%) fueron las que más incidieron en la variación del Índice de Ventas de Supermercados (ISUP)”, agregan en el organismo.

Más allá de las débiles cifras del período, hubo regiones que mostraron un comportamiento bastante más positivo. Entre enero y junio, las ventas de la industria en la zona de Arica y Parinacota se elevaron 7,6%, mientras que en Coquimbo aumentaron 6,4%, liderando las regiones con mejor desempeño.

Al revés, hubo tres zonas del país que reportaron cifras negativas. En Magallanes, los ingresos de la industria supermercadista bajaron 2,4% en el primer semestre, seguido de Aysén con un descenso de 2,3% y de Atacama con una contracción de 2,2%.

El número de locales también anotó una baja en el período. Si en diciembre había 1.372 puntos de venta, al cierre de junio se reportaron 18 supermercados menos: 1.354. La mayor contracción fue entre fines de 2013 y enero, donde disminuyeron en 24 los puntos de venta. De hecho, si se descuenta ese primer mes, el sector terminó con un alza de seis locales. Fuentes de la industria explican que esto se debe a un efecto puntual que probablemente dice relación con la estrategia de cierres anunciada por SMU, ya que no es una tendencia generalizada de la industria.

Fuente: Economía y Negocios

 

 

Read more http://america-retail.com/industria-y-mercado/ventas-de-supermercados-estan-ad-portas-de-los-usd-7-300-millones

Lo Más Leído